Uno de los procesos más importantes para una campaña de marketing exitosa es la segmentación de mercado. Si cometemos errores en dicho proceso, aunque estemos haciendo el resto de buena manera, el resultado puede ser desastroso. Para evitas estos problemas debemos realizar con cuidado y tomar en cuenta cada detalle por pequeño que parezca en nuestro proceso de segmentación de mercado.

¿En qué consiste la segmentación de mercado?

Es la división del mercado total en varios grupos para conocer mejor a nuestros consumidores. Por eso la importancia de este proceso ya que no solo  ayuda a conocer mejor a nuestros consumidores sino que ayuda a dirigir nuestras acciones en función de las características detectadas de cada grupo.

Cuál sería la mejor manera de atraer a un cliente potencial? crear mensajes o publicidad personalizada, pero esto sería muy costoso, así que una buena segmentación de mercado nos ayuda a identificar características y gustos de un grupo de personas afines, lo cual nos acerca demasiado a esa personalización.

Para lograr una buena segmentación es necesario conseguir la mayor información posible sobre nuestros clientes potenciales, resulta bastante útil información como: características del cliente, como se enteró de nosotros, que productos le interesa, etc.

Para la creación de nuestros grupos de consumidores  debemos valorar al rededor de 20 criterios distintos de segmentación, lo cual nos llevaría a grupos suficientemente específicos.

Debemos tener en cuenta las siguientes características en cada uno de nuestros grupos resultantes:

  • Homogeneidad: Debemos tratar de lograr grupos homogéneo.
  • Heterogeneidad: Deben distinguirse también con bastante facilidad de los miembros de grupos distintos.
  • Dimensiones: Debemos procurar tener grupos grandes para obtener buena rentabilidad de cada segmento.
  • Operacionales: Encontrar la manera de llegar lo mejor posible a cada uno de los grupos con estrategias específicas.