La gran competitividad entre empresas deja marginadas a las más débiles, es por ello que una empresa que quiera subsistir y más aún, ser protagonista en el mercado debe tener un departamento de marketing o contratar a una empresa externa para que los asesore en este tema, de no hacerlo así estará en clara desventaja ante sus competidores.

Conocer nuestras ventajas y crear la mejor estrategia

Debemos comenzar por saber como vendernos, esto es, identificar las ventajas que tenemos sobre nuestros competidores, que hacemos mejor, que servicios alternos ofrecemos que otros no hacen, etc. Una vez que tengamos esto muy bien definido tenemos que hacer un análisis del mercado y una buena segmentación de nuestros clientes potenciales para definir nuestra estrategia. Debemos tomar en cuenta una serie de factores  para un correcto diseño de dicha estrategia:

  • ¿A qué mercado vamos a dirigirnos y con qué productos lo haremos?
  • ¿Cómo vamos a dividir nuestro mercado? y una vez definido esto ¿qúe productos, ofertas, publicidad, imagen, etc. vamos a impulsar para cada mercado?
  • ¿Qué imagen y características queremos que el mercado asocie con nuestra marca?

Existen otros factores que se deben tomar en cuenta en la elaboración de la mejor estrategia pero lo más importante es: trabajar en un plan de marketing y ganarle la carrera a nuestra competencia